OSTEOPATÍA


Sesiones de osteopatía

El dolor y la limitación del movimiento son motivo de consulta frecuente en osteopatía. Generalmente son síntomas de lesiones estructurales del sistema musculo-esquelético, como consecuencia de esfuerzos repetidos, malas posturas, uso excesivo o actividades relacionadas con el deporte o el trabajo. Con la osteopatía tratamos eficazmente los trastornos estructurales y funcionales del sistema musculo-esquelético, a través de una acción específica sobre el tejido lesionado o el que provoca los síntomas. La metodología osteopática implica un concepto de salud global, utilizando técnicas que actúan sobre el sistema craneosacral y visceral, para influir en el sistema nervioso, el movimiento de las vísceras y los órganos, y la dinámica de fluidos corporales, favoreciendo las funciones de nutrición de los tejidos, y el buen funcionamiento de todos los sistemas que integran el cuerpo. El número de sesiones que cada persona necesitará para conseguir resultados satisfactorios, dependerá de la naturaleza de la lesión, y de los recursos de salud disponibles en el organismo de cada cliente. Sin embargo, cuando las lesiones son recientes y no han dañado los tejidos más allá de sus límites fisiológicos, podemos encontrar alivio sintomático en las dos primeras sesiones. En lesiones crónicas, generalmente necesitaremos de cuatro, a cinco sesiones, para comprobar la evolución, y determinar qué tipo de tratamiento, y qué intervalo de tiempo entre las sesiones, es el más adecuado. La periodicidad de las sesiones dependerá de la evolución de los síntomas tras la primera sesión. 

 

 


El objetivo de la osteopatía es estimular la capacidad de

                    auto-sanación del cuerpo humano.

 Andrew Taylor Still.